Cocina Marroquí

>> lunes, 14 de enero de 2008

Un cúmulo de sabores diferentes, exquisitos y con aroma a especias. La gastronomía marroquí esta considerada como la mejor cocina del mundo árabe.
El plato típico y más representativo es el Couscous que ha llegado a traspasar fronteras y se ha llegado a establecer en Francia y en parte de Europa, casi como algo propio. La base de este plato es la sémola de trigo duro y trigo blando, trabajado con la mano hasta lograr unos granitos casi diminutos, que luego es seca al sol y es la base de este extraordinario plato. Se cocina al vapor, teniendo que absorber los sabores de las diferentes recetas en la que se esta haciendo. Una vez cocinado y trabajado con las manos, tiene que quedar esponjoso y suave.
El Couscous es el plato más tradicional de todo el norte de África, pero en Marruecos es donde alcanza su verdadero valor. La cocina marroquí, es muchísimo más que el Couscous: Por su riqueza, variedad, colorido y aromas podríamos hablar de multitud de recetas. Entre los platos estrella podemos mencionar al Mechuí o cordero asado, realizado lentamente en las brasas de la leña y untado periódicamente de manteca, hasta que resulta tan tierno que su carne parece seda. Se acompaña de sal y cominos para mojar esta delicia en ellos y diferentes ensaladas. Es un plato para celebraciones especiales como el Laid al Kibir o la pascua musulmana. La Bastella, es otro de los platos estrella de la cocina marroquí, plato realizado con grades hojas extremadamente finas de harina y agua, realizadas encima de una bandeja de cobre puesta sobre un caldero de agua hirviendo. Sus hojas son casi transparentes y son las que arropan a diferentes rellenos, donde entra como base la cebolla caramelizada y unida al limón y al huevo, junto a pollos, pichones y muy diferentes manjares dignos de las mil y una moches, es en cierto modo la sublimación de la empanada. No habría que olvidar sus dulces, cuya base primordial es la almendra y la miel, que junto del famosísimo té a la menta conocido en prácticamente en todo el mundo, realizado con hierbabuena, té verde, azúcar y agua hirviendo.
No pararíamos de contar los múltiples y variados platos que van desde el Tajin, que hace referencia al utensilio de barro donde se cocinan muy diferentes recetas, que puede ir desde el pollo al limón, carne con ciruelas y miel, simples patatas o recetas de una elaboración muy compleja a sopas tan tradicionales en Ramadán como la Jarira o la milenaria Sopa Roja. Es un mundo donde todo sorprende, el color, el sabor, las costumbres, el sonido y hasta el aroma. Cerrar los ojos en un Zoco y respirar hondamente, es introducirse en un mundo de olores desconocidos y atractivos, que evocan las rutas de las especias y de la seda y las noches exóticas del mundo Árabe.

  © Blogger templates Inspiration by Ourblogtemplates.com 2008

Back to TOP